Discos de recuperación de sistemas Windows

lunes, 3 de mayo de 2010

Llegas a casa ilusionado con tu portátil/sobremesa/netbook/loquesea nuevo, lo enciendes, ves que va bien y te sientes orgulloso de tu buena compra.

Unos días/meses más tarde tu flamante Windows Vista o 7 se estropea. Ya sea porque instalase algo que no debías, por el uso habitual, o porque tu hijo enredó mientras no mirabas.




Miras en la caja del portátil/sobremesa/netbook/loquesea buscando los dichosos discos de recuperación de sistemas Windows.

Ojo, puede que usar cualquiera de estos métodos provoquen PÉRDIDAS DE DATOS como las fotos de la comunión de tu niña. Haz una copia de seguridad si no la tenías hecha, cosa que se debe hacer pero poca gente hace.

Si no inicia Windows una forma de extraer las fotos y la música es usando un cd de Linux, por ejemplo Ubuntu. Mételo en la unidad e inicia el pc. Cuando arranque desde el cd elige probar Ubuntu. No te preocupes, no te tocará nada de lo de Windows y podrás ver tus archivos para extraerlos a un disco duro externo o pendrive.

 Para obtener éxito en esta empresa hay que seguir unos pasos:

  1. Buscas los discos. Los encuentras. Has tenido suerte, eres uno de los (cada vez más escasos) afortunados que compró una marca que se dignó a darte unos discos de recuperación, ya que un disco completo del sistema Windows ya nadie te lo da aunque hayas pagado la licencia. Si, esa pegatina con un holograma que viene debajo.
  2. No están los malditos discos. Tranquilo, puede que aún no tengas tan mala suerte. Es probable que la marca que hayas adquirido, generosamente haya creado una partición de recuperación para estos casos. Suele estar oculta para que no la veas desde tu Windows, pero está ahí, excepto si no había o formateaste. Normalmente se activan pulsando una tecla Función durante el inicio, generalmente entre F9 y F12.
  3. Tampoco hay partición. Maldita sea. Igual tu vecino/padre/perro tiene un portátil/sobremesa/netbook/loquesea como el tuyo, y tiene los discos. Que se vayan alineando los astros. Eso sí, tiene que tener tu modelo exacto, porque los muy /&%$# detectan la versión del modelo que tienes y, si no coincide, te fastidias.
  4. Si te salió cuando lo compraste una ventanita diciendo "Cree sus discos de recuperación ahora, inserte el DVD 1 de 2" y no le hiciste ni caso, es el momento de jurar sobre todos los muertos.
  5. Llama a tu amigo informático, el que sabe todo sobre ordenadores.
Afortunadamente, los chicos de NeoSmart se dieron cuenta de que esto es más habitual de lo que parece, y cada vez más, con eso de ahorrarse un miserable disco, que costará 80 céntimos hacerlo.

Han creado unos discos de recuperación para Windows Vista y 7 universales, que podrán solucionarte la papeleta siempre que el destrozo no sea demasiado grave. En otro caso tendrás que buscarte un disco completo de Windows.

Están disponibles en 32 y 64 bits, dependiendo del sistema que tengas instalado, puedes descargarlos desde estos enlaces:

Windows 7 Recovery Disc 32-Bit (x86) y 64-Bit (x64)
Windows Vista Recovery Disc 32-Bit (x86) y 64-Bit (x64)


Por cierto, son archivos .torrent, se descargan con un cliente BitTorrent. Te recomiendo µTorrent.

Las imágenes descargadas son .iso, y se pueden grabar fácilmente con ImgBurn.

Si usas Ubuntu no hace falta que busques ningún programa, seguro que te vienen instalados ya. Sólo pincha en el archivo .torrent o mete un cd en blanco y ¡¡voilà!!

Después inicia tu portátil/sobremesa/netbook/loquesea con el cd insertado, arranca desde él y sigue los pasos para restaurar tu sistema. Suerte.

Por cierto, si tienes que formatear, aprovecha y prueba una distribución Linux, Ubuntu está muy bien para empezar.

Artículos relacionados


Comments

2 Responses to “ Discos de recuperación de sistemas Windows ”
Post a Comment | Enviar comentarios ( Atom )

Buen artículo. Muy útil cuando tienes que devolver el PC o portátil al estado de fábrica porque habias instalado otro sistema operativo, como por ejemplo, Linux :D. De esta forma, poder mandarlo al SAT y que te cubra 100% la garantía.

3 de mayo de 2010, 17:11
Murdock dijo...

En realidad para el caso que comentas solo serviría si tienes dos sistemas operativos instalados.

Normalmente el que te "calzan" es un Windows, pero deberías poder poner lo que tú quieras, ya que ya lo has pagado.

En la práctica no es así, ya que si se te ocurre instalar un Linux puede que el fabricante te diga que esa es la razón del fallo y anular la garantía. (Suena a coña pero pasa.)

Estos discos podrían servirte para "hacer desaparecer" un Linux instalado junto a un Windows y así no tener problemas con garantías.

En cualquier caso yo lo que recomiendo es que si hay dudas, formateo y enviarlo vacío.

4 de mayo de 2010, 0:58

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinión realizando un comentario interesante. Cualquier intento de Spam no será admitido.